Weather: A few clouds, 13 °C / 55 °F
Local time: 08:28 pm

BOGOTÁ, CALI, MEDELLÍN, CARTAGENA, RIONEGRO Y SANTA MARTA

Cerca a todo.

Estación de tren Usaquén: un homenaje a la nostalgia

Eran tiempos difíciles, pero más tranquilos. Por aquellos años la historia de Bogotá se narraba en blanco y negro. La ciudad de principios de siglo era en tamaño una pequeña muestra de la gran metrópolis que es hoy en día.

El norte de la ciudad era una gran extensión de potreros, las vías era bastante escasas y el medio de transporte por elección era el tren. Sus dos estaciones: la de la Sábana y la de Usaquén, eran los centros de recepción de mercancías y pasajeros. Se pensaba, entonces, que los ferrocarriles serían la vía del desarrollo y un portal hacia el futuro.

La estación de Usaquén, una edificación modesta, pero de gran belleza, tenía como fin la conexión con los municipios de la sabana y del departamento de Boyacá. Su construcción se debió a Socité Nationale de Chemins de Fer, una compañía belga.

En la calle 110 con carrera 9, una pequeña construcción de corte colonial, daba la bienvenida a la capital. Hacia mediados del siglo pasado el complejo ferroviario bogotano estaba compuesto por diferentes estaciones principales ubicadas en puntos estratégicos de la ciudad: Bosa, Chapinero, Fontibón, entre otras.

El paso de los años prefirió darle prioridad a las vías construidas sobre el asfalto y el desarrollo de la ciudad más importante del país se movió por carretera, dejando al imponente tren relegado a un segundo plano.

Usaquén, la gran hacienda de los años cincuenta en cuyo terreno se alzaba la sencilla estación de tren, se convirtió en un municipio de Cundinamarca, pero su suelo narra historias que datan desde la Colonia. Su nombre lleva en su esencia una práctica religiosa de la raza Chibcha –una bastante terrorífica por cierto–, que involucraba a las doncellas de aquel pueblo indígena, quienes eran puestas en sacrificio para que sobre sus cuerpos se alzaran las columnas de grandes edificaciones. A dicho ritual se le denominaba Usaque, que bien podría traducirse como “debajo del palo”.

Hoy en día Usaquén es la localidad número uno de Bogotá, un territorio rico en historia, que en la actualidad es uno de los sectores más exclusivos de la ciudad en la que grandes empresas se han instalado y han contribuido de manera directa con el desarrollo y crecimiento económico de la ciudad. Su estación sobrevivió a los años y, junto con la de la Sabana, rinde homenaje a una época que las nuevas generaciones no conocieron. En su interior, miles de turistas pueden apreciar los recuerdos de aquella época en la que una nube de vapor atravesaba la urbe de norte a sur, trayendo en sus vagones, pasajeros, mercancías y noticias foráneas.

Sobre este territorio emblemático de la capital, Travelers Apartamentos y Suites ha destinado cuatro grandes sedes: Condominio Plenitud, Fontana Plaza, Suites Gold y Obelisco,  en las que los huéspedes pueden sentirse como en su propio hogar, uno lejos de casa.

¡Anímate y reserva un apartamento en una de nuestras sedes en la ciudad de Bogotá!

https://www.travelers.com.co/rooms/

Image
¡HAZ TU RESERVA YA MISMO!